ES NECESARIO MORIR


Sentirse tan bueno y por ello anhelar ser alabado, es menospreciar la obra de Cristo en la cruz. Es echar a un lado, la gracia del Señor y creer en una salvación basada sólo en obras. Así no vamos hacia ningún lado y es una motivación equivocada y antibíblica. Por naturaleza el corazón del hombre es un asco. Es corrupto y tiende a irse tras las cosas que atesora. No todo lo que se valora y se guarda allí, es correcto. Podemos llenar el corazón de tesoros equivocados y malsanos.
Tenemos entonces, que morir todos los días. Debemos crucificar nuestra carne, no jactarnos de sentirnos tan buenos por lo que hacemos, para que no minimicemos y nos terminemos desenfocando de las reales áreas de lucha del corazón. El que se sienta tan bueno, necesita ver el rostro de Cristo, su humildad, su callar por amor, su asumir el papel de oveja llevada al matadero, sus heridas y torturas. Allí es entonces, cuando dejamos de sentirnos buenos y vemos nuestra real condición. La luz de Jesús alumbra la oscuridad y muestra las manchas y la fealdad producto del pecado.

No existe otra forma de llegar y entrar. No cruces la línea de la jactancia espiritual. Todo tiene que ser llevado a la cruz, allí se muere y se resucita a una nueva vida. Ese es nuestro calvario personal. Crecemos como esclavos de amor, callados, sin opinión, anulados, sujetos. El lema que Dios me regaló cuando comencé a escribir este blog cobra cada día más y más sentido para mi vida: ¡Dios no ha terminado conmigo! Sin muerte no hay resurrección. Suscríbete a este blog y recibirás notificación en tu correo electrónico, cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de esta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

Una respuesta a “ES NECESARIO MORIR

  1. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios!… Reconocer nuestra naturaleza, limitaciones y acciones sin sumirse en la desesperación o angustia es la lucha de cada uno de nosotros con la certeza de sentir a quien le pertenecemos y quién está con nosotros.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s