POBRES EN ESPÍRITU


Jesús no subió al monte para alejarse de las multitudes. Estaba con sus recién elegidos discípulos y mucha gente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón, que habían venido para oírle, y ser sanados de sus enfermedades. Jesús no enseñó 2⃣ doctrinas, una para muchos, y otra para pocos, su sermón fue 1⃣ para todos. Se sentó a enseñar y la gente permaneció en pie, tal y como era usual entre los maestros de las sinagogas, pero esta vez no encerrados, sino en un lugar abierto, que era el fin a donde quería que llegara su mensaje: A TODOS. En el Sermón del monte, Jesús nos dice cómo vivir. Algunos estudiosos dicen que si condensan las enseñanzas de la filosofía y la sicologia, nos quedaríamos con una pobre imitación de éste poderoso mensaje de Jesús. El Sermón del monte es una “Declaración del reino”, ya que presenta una agenda radicalmente diferente, de lo que la nación de Israel esperaba del Mesías.

El Sermón del monte, no presenta las bendiciones políticas o materiales del reinado del Mesías, sino que expresa las implicaciones espirituales de Jesús en nuestras vidas. Los pobres en espíritu son aquellas personas pecaminosas y rebeldes, carentes de toda virtud moral, como para acercarse a Dios. Ese «pobre», reconoce que no tiene “bienes” espirituales, porque cayó en bancarrota espiritual. Son semejantes a mendigos que anhelan recibir en sus manos, lo que sea para poder comer o vivir. Es alguien que perdió la esperanza, no exige ni pretende nada. Son esos «pobres de espíritu», a los que Jesús les llama: BIENAVENTURADOS. Esta primera bienaventuranza es el Génesis de nuestra vida espiritual. Es como subir una escalera, la cual inicia en un primer escalón, el cual se encuentra en el suelo para poder llegar arriba. Esta hermosa Palabra nos recuerda, que sin Cristo no somos nada. Renuncia a toda rebeldía y cualquier otro pecado que te recuerde el Señor, mientras lees este artículo.

Ten misericordia y paciencia por los pobres en espíritu cercanos a ti, para que el amor infinito de Dios les alcance y nosotros seamos usados como luz en medio de su oscuridad espiritual. Rendirse genuinamente a Cristo, nos regala un lugar en la eternidad. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s