Benditos los hambrientos y los que lloran


Las siguiente bienaventuranza que nos enseña Jesús en el sermón del monte, va dirigida a los hambrientos. Todo aquel que padece de hambruna, necesita con urgencia probar comida y satisfacer su apetito, por eso buscan con ansiedad la misma. El hambre sólo tiene un enfoque: LA COMIDA. Jesús describió la bienaventuranza de los que se enfocan en Él y Su justicia, como un hombre hambriento que se enfoca en la comida.
Jesús enseñó esto, en un día y a una cultura que realmente sabía lo que era tener hambre y sed. Sólo quien ha vivido el hambre física puede comprender estas palabras. Esa analogía llevemosla al plano espiritual. Muchas de las ansiedades que vive el hombre de hoy, son producto del stress y de nuestras incorrectas motivaciones. Nos alimentamos emocional y espiritualmente de forma equivocada, logrando que nuestra hambre nunca se sacie.

Jesús es el pan de vida y quien llega a él podrá ser satisfecho de toda necesidad física y espiritual de pan. Por eso los hambrientos de conocer a Jesús revelado en nuestra cotidianidad, seremos saciados y nos sentiremos plenos. Al início de éste año te invito a alimentarte espiritualmente de forma correcta, con ese pan diario que la Biblia nos ofrece. La segunda parte del pasaje de hoy, nos habla acerca de la promesa de que serían Bienaventurados los que lloran, porque a su tiempo vendrá el momento para reír. Cuán hermoso es sentir el deleite y el gozo del Señor en medio de la tristeza y los momentos difíciles. Si sientes que tienes motivos para continuar en tu lamento por lo que perdiste o cualquier otra razón que te pudo haber pasado en el 2022, recibe hoy la promesa de que reirás, porque los días de la tristeza y el luto concluyeron. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos y feliz fin de semana.

Pr. José Ángel Castilla

Una respuesta a “Benditos los hambrientos y los que lloran

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s