PRIMERO DIOS


Hace poco menos de un año, el diario The New York Times registró la trágica noticia de que la que fuera Miss USA 🇺🇸 2019, Cheslie Kryst murió al arrojarse desde la ventana de su apartamento, ubicado en el piso 60 del edificio donde residía en Manhattan. En su perfil en redes sociales, aún puede leerse la frase: GOD FIRST. La modelo, presentadora de TV e influencer sufría de depresión. Jamás cuestionaré ni juzgaré los motivos que llevaron a quitarse la vida, alguien en cuyo perfil público se lea la frase: DIOS PRIMERO. Muchas personas han hecho de ésta expresión algo bonito, que sólo se dice de palabras, pero su vida no muestra el fruto de que Dios sea su prioridad. Decirlo no es sinónimo de una vida en bendición, si el corazón se resiste a cambiar. Dios conoce mejor que nosotros mismos, lo que decimos y la sinceridad o falsedad con la que lo expresamos. La Biblia dice que Dios no puede ser burlado.

Que éste año, el compromiso de fortalecer tú relación con Dios y crecer espiritualmente sea una prioridad. Las demás cosas tendrán que hacer fila. Hace algunos años meditaba en ésto y el Señor me llevó a preguntarme si en mi vida, él era lo primero para mí. Pregúntate si es el Señor la primera persona con la que inicias el día conversando y dándole gracias. Será que: ¿Comienzas tú madrugada o mañana colocando una canción de adoración que te inste a buscar su rostro y ministrar tu corazón? O tus pensamientos desde que inicia tu despertar son para él y buscas llevar los tuyos cautivos a su obediencia. Vela que tus respuestas muestren PRIORIDAD en tú corazón para Dios. Pero si tú iniciar del día es stress, lenguaje negativo, enciendes las noticias en la radio o la TV y buscas las redes sociales como medio de distracción para sentirte «informado», aún hay cosas en tu carácter por entregarle al Señor.

Así como te organizas y tienes tiempo para hacer deporte, mirar una serie o película en la TV, cumplirle a tus amigos haciendo vida social, eres cumplido para dormir o hacer siesta, trabajar arduamente para producir, te recreas de miles de formas observando las redes sociales, pero: ¡NO apartas espacio de calidad para Dios! Entonces Él no es lo primero ni lo más importante de tu vida. Ten cuidado con las señales que recibes del corazón, que denotan un claro enfriamiento espiritual: Flojera y apatía para ir a la iglesia, molestia a ser confrontado, sueño al abrir la Biblia o te da rabia cuando te llega el link de este devocional y de pronto dices: ¡Ya me despertó el pastor otra vez en la madrugada, no lo voy a leer!
Toma la decisión de cumplir el mandato en el libro de Josué, propuesto en el pasaje de hoy, de meditar en La Palabra del Señor, al iniciar y al culminar el día. Ella nos prosperará y respaldará para que nos vaya bien. No es sólo diciendo: ¡Primero Dios!

Un hijo apasionado por su Padre eterno:

A. Ama a Dios y vive para El. B. Su medida de fe está en un buen nivel. C. Habla con fundamento bíblico y no por argumentos propios.
D. No desaprovecha momentos para adorar al Señor mientras conduce, se ducha y hasta cuándo trabaja.
E. Testifica y no se avergüenza de llamarse hijo de Dios y comparte de su amor con otros.
F. Su forma de hablar denota la alegría de su alma y gozo en el corazón.

Antes de terminar de leer este artículo, reflexiona si en tu vida: ¿Dios es lo primero? Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Leo siempre sus comentarios. Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla.

14 respuestas a “PRIMERO DIOS

  1. Aleluyaaa.
    Así es amadito.
    Vivir para nuestro amado siempre será la mejor decisión de nuestras vidas.
    Vivir por encima de las circunstancias llenos de gracia, poder y sabiduría.
    Señor Jesucristo ayúdanos a vivir cada día por tí y para tí.
    Aleluyaaa, gloria a Dios.

    Me gusta

  2. Una reflexión totalmente real en nuestros tiempos, decimos que Dios es lo primero, pero damos prioridad a otras cosas y Dios va quedando relegado al tiempo que nos sobra o quizá ni siquiera queda tiempo para El . Cuando Dios realmente se convierte en una prioridad es algo que se refleja a través de nuestros actos, en nuestro vivir diario y aún en nuestras conversaciones con los demás, es algo que fluye de manera natural como resultado de esa comunión con El. Bendiciones!!

    Le gusta a 1 persona

      1. Buenos días Jose bendiciones de lo alto excelente motivación para cada uno de vosotros es un pare para reflexionar en estos tiempos la gente corriendo desaforadamente y su prioridad atrás su palabra dice buscar primeramente el reino de Dios y su justicia lo demás vendrá añadido pero? Se busca las añadiduras después el reino la prioridad es el Rey de Reyes esa es vuestra pasión cómo hija un abrazo mi siervo te amo Jose

        Le gusta a 1 persona

  3. Qué importante examinarse. Mirar atrás, responder el test. Observar los avances. Y desear cada día más y más la llenura del Espíritu Santo, nuevos niveles de intimidad… Dios es grande.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s