Su presencia irá adelante


Josué y todos los israelitas, llegaron a la orilla del río Jordán, para acampar y reposar, antes de cruzarlo. Después de 40 años en que les tocó transitar por el desierto, había llegado ahora el tiempo de atravesar el río y tomar posesión de la tierra, que el Señor había prometido a sus antepasados que daría como herencia.
Pasados 3 dias, los jefes israelitas fueron por el campamento y dijeron al pueblo, que siguieran a los levitas que llevaban el arca del pacto. El ARCA era esa caja de madera forrada en oro, que tenia 4 asas y barrotes para que los levitas la levantaran y cargaran. En la tapa superior tenía un par de querubines en posición hincada, en señal de reverencia a la presencia del Señor. La orden de Dios era seguir el ARCA y no acercarse demasiado. La distancia que debian guardar, era de aproximadamente un kilómetro.
¿Sabes por qué? Porque Dios no quería que perdieran de vista, ni la perspectiva, ni el enfoque en Su presencia.

Dios siempre irá adelante de nosotros, marcando el camino. Por eso necesitamos permanecer enfocados. El tiempo en el que el pueblo cruzó el río Jordán, era la estación de la primavera y de paso también, la temporada de la cosecha. Para esa época, el río estaba crecido y se desbordaba de su cauce. Tan pronto los pies de los sacerdotes que llevaban el arca EN PROCESION, tocaron el agua, el flujo que venia aguas río arriba, se detuvo y amontonó. El flujo de aguas rio abajo, desembocó en el mar Muerto hasta que el lecho del río quedó seco. Lo hermoso de la instrucción del Señor, fue que Josué venciera los impedimentos espirituales con las herramientas de Dios y no la experiencia del hombre y de la ingeniería de ese momento para abrir un río. El paso de fe de un hombre como Josué, permitió que todo un pueblo escuchara y obedeciera la instrucción de Dios, previo a la conquista de la tierra prometida a sus antepasados.

Busca en éste tiempo la presencia del Señor en oración y meditando siempre en una porción de la escritura que te infunda, fe y fuerzas para vencer Jordanes en tu camino. No vayas delante de Dios, siempre detrás. Permite que sea él con su presencia marcando el camino por donde debamos transitar. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de ésta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog. Abrazo fraterno para todos y feliz inicio de semana.

Pr. José Ángel Castilla

Gracias por leer nuestras entradas y comentar lo que Dios está hablando y haciendo en tu vida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s