Recogerás de lo que siembras

La vida se rige por leyes universales dadas por Dios. Sembrar y cosechar es una de ellas. Se recoge el producto de lo que se siembra permanentemente. Lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto, el amor y el desamor, la lealtad y la deslealtad, la amistad y la traición, la honra y…

Leer más → Recogerás de lo que siembras


Un jardín bien cuidado

En el principio, el Señor creó un hermoso jardín para que lo habitara el hombre. Nada hacía falta allí, porque…

Leer mas

Temor a Dios

El temor al Señor es respeto y reverencia hacia su ser. Esto se refleja en el valor en nuestros corazones,…

Leer mas

INFINITO AMOR

El amor es el combustible que cualquier relación necesita, para poder fluir de forma funcional. También es la fuerza más…

Leer mas

¿Por qué a mí?

Somos tan desagradecidos y olvidadizos de tantas bendiciones que nuestro buen Dios nos ha entregado. La salvación, la familia, la…

Leer mas

No huyas de Dios

Cuando escapamos, evadimos una responsabilidad, evitando así el enfrentar una verdad, por miedo a la confrontación y a sus consecuencias. La Biblia nos insta a huir frente a situaciones extremas, como la tentación sexual que vivió José frente a la esposa de Potifar por ejemplo. Pero, DE DIOS y sus propósitos, ¿Cómo Escapar? ¿Cómo ocultarnos y huir de Su omnipresencia?

No escapes ni evadas a la instrucción de Dios, para hacer lo que crees es lo mejor. No olvides que Dios es amor y tiene basta misericordia frente al perdido. Aquel que carece de esperanza, ha fallado mucho y no tiene salvación, está en el corazón del Señor. Al profeta Jonás, le fue encomendado ir a Nínive, porque Dios quería llevar salvación a ese pueblo, pero él tomó una embarcación rumbo a un lugar opuesto, Tarsis, porque careció de la sensibilidad y amor por el perdido, no estuvo de acuerdo con la comisión de Dios y se molestó.

Personas que no te caen bien y te han hecho mucho daño, están en el ojo de amor del Señor. ¡No los desprecies tú! Huir de la comisión, le representó a Jonás, que durante el viaje, Dios desatara una gran tempestad para hablarle. El mar embravecido fue la señal para que pudiera reconocer la soberanía del Señor y finalmente recapacitar de su falta. No conozco a desobedientes exitosos, ni a tercos prosperar, por su ceguera y rebeldía. La desobediencia siempre nos aleja de la voluntad del Señor. Lo único que detuvo al mar embravecido fue la decisión de un hombre, de ponerse a cuentas con Dios. Tan pronto Jonás fue arrojado a las aguas la tempestad cesó.

Si las aguas alrededor de ti están agitadas, hay algo que necesitas decirle a Dios. ¿En que área le estás fallando? ¿Qué pecado oculto debes confesar? ¿Qué instrucciones recibiste y has hecho todo lo contrario a obedecer? Valora este mensaje, corre a los brazos del Padre y busca estar en Paz con Él y con los demás. Si estás en conflicto con personas, busca calmar las aguas conversando, limando las asperezas y procura un diálogo sano en la medida de tus posibilidades.

Un gran pez se tragó a Jonás cuando fue arrojado al mar. En medio de las algas tuvo un instante de encuentro con Dios y oración en tres días, antes de ser vomitado en el lugar de la voluntad de Dios (Tarsis). Recapacita y toma decisiones de cambio. Reemplaza desobediencia por obediencia. No esperes estar en medio de un mar embravecido o ser tragado por un gran pez, para hacer lo que Dios te ha hablado. Te bendigo. Recuerda que el Señor no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Bendice a tus amigos y familiares reenviando el link de ésta reflexión. Deja tu comentario al final.

Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

No más excusas

Según Forbes, las excusas más comunes que damos los seres humanos para no cumplir las demandas de la vida diaria…

Leer mas

MANIQUÍES

Hace muchos años escuché a un predicador que admiraba, decir que la vida de un cristiano se le comparaba a…

Leer mas

Una vida acelerada

Este capítulo tres del libro de Eclesiastés, comienza diciendo que hay una temporada para todo en la vida. Algunos estudiosos…

Leer mas

El Señor siempre ganará

Cuando éramos niños jugábamos mucho a las escondidas y tratábamos de escondernos de tal forma, que nunca nos hallaran para…

Leer mas

Vivir por fé

Los años de servir al Señor me han enseñado día a día a vivir por la fe. En mi pasado…

Leer mas

Momentos difíciles

El viernes pasado pasé el susto más grande y nunca antes experimentado, en los quince años de vida de mi…

Leer mas

Transferencia de recursos

El mundo es egoísta y busca por todos los medios, exaltar la labor del hombre, hurtando la Gloria al Dios…

Leer mas

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.