Nadie es profeta en su tierra

El título de la entrada de hoy, fue la sentencia dicha por Jesús a sus compatriotas dentro de la sinagoga de Nazaret. En vez de aprovecharse de la ocasión que el Señor les ofrecía, le despreciaban. Este hecho fue anunciado, siglos atrás, por los profetas del antiguo testamento. Tener éxito, buena reputación y que crean…

Leer más → Nadie es profeta en su tierra


Dios hará llover

Una de las cosas que más disfruté hacer cuando niño, fue bañarme bajo los chorros del agua de lluvia, que…

Leer mas

ÍDOLOS DEL CORAZÓN

La idolatría se define como la VENERACIÓN A ÍDOLOS. Un ídolo es la representación de una divinidad, que se toma…

Leer mas

No temeré

El título de la entrada de hoy, corresponde al nombre de la canción de la banda 33DC y que desde…

Leer mas

Aférrate a Cristo

En nuestra sociedad, algunas personas clasistas nos han hecho creer, que si tienen el apellido «X», o son hijos de…

Leer mas

Después de la tormenta

En estos días llueve muy fuerte en casi todo el territorio colombiano. La lluvia es una bendición para la tierra,…

Leer mas

Di: ¡NO! a la mediocridad

La vida está llena de personas conformistas, que se quedaron en su zona de confort y de comodidad. Sienten que…

Leer mas

¡DEJA YA DE QUEJARTE!

Hay personas que no pierden la oportunidad de darle las gracias a Dios desde que inician su día. Se despiertan con una sonrisa en sus labios y tratan de imprimirla a todos cuanto le rodean. Eso se nota en la forma como tratan a los miembros de su familia, a sus compañeros de trabajo y la forma en general como responden a quienes les preguntan algo. La gratitud a Dios y a los demás, tiene un poder tan especial que nos abre todas las puertas, las del cielo y también las de la tierra. Totalmente contraria a la gratitud, es: LA QUEJA. Una persona quejumbrosa, está en desacuerdo, resentida y enojada por algo, de forma PERMANENTE. La pregunta para quienes se quejan de forma constante sería: ¿Qué es lo que no les parece, están en desacuerdo, o están quizás dolidos? ¿Contra qué o contra quién lo están?


Es harto trabajar y tener al lado a una persona que se queja todo el tiempo. La queja es una actitud totalmente tóxica e impide la realización de cualquier meta que nos propongamos. Quienes se quejan, no dejan avanzar, porque hay que darles explicaciones de lo mínimo, si es de día hay queja porque amaneció y está mal. Si es de noche, la QUEJA vuelve a aparecer, porque no les rindió el tiempo. Se quejan de Dios, del empleo donde laboran, de la familia, de lo que tienen y de lo que les hace falta. Estas personas siempre se concentran en lo negativo de las situaciones y de las personas, pero nunca visionan las oportunidades que hay detrás de ellas.

Esta palabra nos insta a hacer las cosas sin QUEJARNOS y sin DISCUTIR. No todo tiene que operar a nuestro favor para poder darse o hacerse. Aprendamos a someternos a circunstancias que aunque contrarias, Dios las permite para enseñarnos. Agradece hoy al Señor, por la vida que te ha dado, los hijos que tienes, los padres que usó para formarte, el hogar donde creciste, los hermanos que aunque no te hables mucho con ellos, hacen parte de tu historia de vida. Brilla con tus palabras y actitudes frente a un mundo difícil y lejano de Dios, en lugar de quejarte. Acerca a tu entorno al Señor a través de tu gratitud y de tus actos. Renuncia a la queja en el nombre de Jesús y recibe un Espíritu de gratitud.


Recuerda que nuestro buen y gran Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Gracias por reenviar el enlace de esta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog, sobre qué tocó tu corazón o aprendiste del contenido de hoy. Abrazo fraterno para todos y feliz fin de semana.

Pr. José Ángel Castilla

La oveja perdida regresa

Hace dos años estuve de vacaciones y visité junto con mi hija, la plaza más importante de Colombia. Mientras caminábamos y disfrutábamos ver y alimentar algunas de las muchas palomas que llegan hasta allí, se me acercó con mucha insistencia un hombre de la calle. Su deseo era ofrecerme realizar el nombre de mi hija con alambre. Mientras hacía su trabajo, comencé a hablarle del amor del Señor y de paso orar por un dolor de espalda que me comentó estaba padeciendo. Ese hombre que tenía enfrente, un día sirvió al Señor a través de la música y predicaba también la Palabra de Dios. El deseo en el corazón del Señor es ver restaurada el corazón de las personas y que aquellos que han estado apartados, vuelvan a sus caminos. Hay alegría en los cielos cuando alguien que ha estado perdido espiritualmente, es hallado, se arrepiente y regresa.

Cuando terminé de orar y luego pago a aquel hombre por el trabajo que realizó, lanzó al piso una lata de cerveza recién abierta que se iba a tomar, justo antes de abordarme. Aquella lata terminó aplastada fuertemente con su zapato y su contenido, derramándose en el piso. Me mira fijamente a los ojos y me dice: «Ya no necesito de esto». Aquel acto fue un verdadero regalo de Dios de arrepentimiento y reconciliación que mis ojos vieron ese día. Eso trajo tanta alegría a mi corazón y recordé lo que siente el Señor cuando un pecador se arrepiente, hay fiesta y alegría en los cielos. Eso describe el evangelio de Lucas en el capítulo 15 cuando nos describe tres pérdidas: Un hijo, una moneda y una oveja que es encontrada.

No podemos perder la sensibilidad frente a la necesidad espiritual de la gente. Muchos caminan en la vida, sin esperanza, sin rumbo y completamente perdidos. Tener a Cristo como Señor, nos insta a compartir de su luz, a quien vive en oscuridad. No necesitas ser pastor para hablar del amor de Dios. En el lugar donde trabajas o vives, puedes ser usado por Dios para mostrar de su amor. Un día Él levantó tu vida, vive ahora para levantar Su nombre. Ora hoy por salvación y esperanza a quien no la tiene. Alguien cerca de ti estoy seguro que necesita saber que Cristo le ama. Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscríbete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Reenvía el enlace de esta reflexión a tus amigos y familiares. Deja tu comentario al final del blog.

Abrazo fraterno para todos.

Pr. José Ángel Castilla

No desafies a Dios

El Diablo llevó a Jesús a Jerusalén, al punto más alto del templo, y nuevamente volvió a sembrarle dudas respecto…

Leer mas

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.