¿Quién sino Dios?

Me ministra tanto leer este pasaje. El proverbista se pregunta y responde a sí mismo acerca del que puede subir al cielo y luego bajar de él. Algo imposible de lograr para cualquier humano y es el retener el viento en el puño de su mano. Por eso de Jesús decían cuando calmó a la…

Leer más → ¿Quién sino Dios?


NO ME SIENTO LISTO

Hace 15 años fui comisionado como pastor asociado de la Iglesia Centro Bíblico Internacional en Barranquilla Colombia. Antes de la…

Leer mas

SIN PALABRAS

¿Hace cuánto no te quedas mudo frente a situaciones difíciles? ¿No sabes qué responder o aun qué hacer frente a…

Leer mas

Dios incomparable

El razonamiento humano y el conocimiento pueden jactar el corazón del hombre, haciéndole creer que un pensamiento, un dogma, una…

Leer mas

Exámen reprobado

Cuando estudiábamos para un exámen en nuestra época de colegio o en la universidad, nos causaba un poco de nervios.…

Leer mas

FIRMES SOBRE LA ROCA

En asuntos de estilo, nade con la corriente. En asuntos de principios, mantengase firme como una roca.

Anónimo

La roca es el mejor cimiento para edificar. Jesús se compara a esa roca firme y eterna sobre la cual se funda nuestra vida espiritual. Antes éramos movedizos como el barro, carentes de toda solidez espiritual. Ahora nuestra fe es segura y fuerte, porque se cimenta en principios inamovibles: La poderosa Palabra de Dios y Cristo Jesús como absoluto Señor de nuestras vidas.

Esto trae libertad. Podemos transitar seguros, expresar alegría y satisfacción del alma por saber que pertenecemos a Dios y tenemos un destino eterno. Nada se compara al precio que Jesús pagó, al derramar su sangre preciosa y morir en una cruz para la salvación de nuestras almas. Esa es nuestra mayor esperanza. Erróneamente se piensa que caminar con Dios es abrazar una religión y termina siendo todo lo contrario. El Señor vino para darnos libertad.

No permitas que la religión o el legalismo incidan en tus decisiones. Todavía tristemente existen personas que son dirigidas por su religiosidad y se terminan aislando de todo el mundo, porque se introducen en una falsa burbuja de santidad y no experimentan plenitud en Dios. Viven amargados y frustrados, cautivos de dogmas y paradigmas religiosos de lo que la Biblia no enseña.

Medita y camina bajo la dirección de Dios en cada palabra escrita en la Biblia. Prosperarás y todo te saldrá bien. En mis 29 años de caminar con Dios, he aprendido que mis mayores éxitos han sido, cuando le obedezco a ciegas. El lodo cenagoso de las indecisiones y los desaciertos por seguir nuestras emociones, quedó atrás. Decide a través los principios de la Biblia y tú vida será exitosa.

Recuerda que Dios no ha terminado contigo. Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba una nueva entrada. Bendice a tus amigos y familiares reenviando el link de ésta reflexión. Deja tu comentario al final. Abrazo fraterno.

Pr. José Ángel Castilla

VERDADES QUE DUELEN

Seguimos a un Dios de verdad, en quien no hay sombra de variación o engaño. Si el Señor es el…

Leer mas

Calor de hogar

El hogar es el lugar cálido donde recibimos amor, corrección, aprendemos los valores y somos afirmados en nuestra identidad. En…

Leer mas

Reposa en el Señor

Nuestra alma le cuesta descansar, a veces es volátil, se intranquiliza, se preocupa, le cuesta creer y no reposa lo…

Leer mas

Tierno cuidado

Si pudiéramos comparar el amor y la protección con los que el Señor nos ama y cuida, seria con el sentimiento de una madre hacia sus hijos. Dios es el mejor Padre que podamos tener y su “tierno cuidado” se semeja al amor de nuestras madres. Por ello cuando somos padres, entendemos un poco lo que siente Dios por nosotros. No hay ejército ni armamento de ninguna nación sobre la tierra tan numeroso, fuerte y poderoso, que el ejército celestial que Dios pone a nuestra disposición cuando de guardarnos se trata.

Son innumerables las veces que he sido guardado de la muerte o de momentos de peligro, aún sin yo darme cuenta. Todo porque Dios ha estado de manera adelantada en esas situaciones, de las cuales no me he percatado. Piensa no sólo en las veces que Dios te ha librado de un conductor imprudente cuando tu has conducido tu automóvil. O te ha sanado de diagnósticos negativos de salud.

Experimentamos tiempos no para bajar la guardia y dudar, sino para levantar nuestra fe cada día y ver a nuestro invisible Dios más visible que nunca. Siempre me ha sorprendido la soberbia de los corazones que no reconocen al Señor, porque su corazón está cegado de conocimiento y razonamiento. Por ello sólo caminan por vista pero no por fe. Por eso cada promesa de protección en la Biblia debe ser buscada, leída y atesorada. Somos los pequeños de Dios, el grande es Él. Somos las ovejas de su prado, El es el buen pastor y nos conduce hacia arroyos de agua fresca para así ser saciados.

Dios no sólo nos provee sino que también nos guarda. Por eso el salmista declara que Jesús es el Ángel de Jehová. Como nuestro abogado, nos defiende y acampa a nuestro alrededor porque le tememos y amamos. Dios está contigo, mientras leías y casi sin darte cuenta, te rodeó, guardó y prepara una bendición que viene de camino. No temas a nada que escuches o veas. Sólo deposita tu confianza y esperanza el Señor. Tan solo creelo por la fe.

Suscribete a este blog y recibirás notificación cada vez que suba un nuevo artículo. Bendice a tus amigos y familiares reenviando el link de ésta entrada. Deja tu comentario al final. Abrazo fraterno. Recuerda que Dios no ha terminado contigo.

Pr. José Ángel Castilla.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.